JOHN FORD

Ropit

Miembro habitual
Mensajes
8.933
Reacciones
4.933
Wagon Master (Caravana de paz, 1950). Es muy reconfortante aquí ver como sus típicos secundarios (especialmente Ward Bond y Ben Jonhson) toman el protagonismo de otra historia muy coral y, parece ser, muy querida por el propio Ford. Es curioso como muchas de sus películas tienen un aire a fábula, en este caso a una especie de balada, un cuento moral que reivindica los valores del pacifismo de esa comunidad mormona pero, como siempre en sus eternas paradojas y en lo complejo de su aparentemente simple discurso, deja bien claro que esa comunidad no habría prosperado de no ser por una protección armada que creyera en ellos y les defendiera a muerte. Muy agradecida la narrativa en forma de "road (o horse) movie", recreándose tanto en el entorno y los rituales como en el esfuerzo para llevar a cabo la empresa, es una película de gran fisicidad. El tono de cuento viene reforzado por los villanos, una banda que encarna el mal y los obstáculos a superar, aunque Ford les llega a dar muchos matices como una lealtad familiar que, incluso, llega a facilitar comprenderles en algún momento.

Y también repesqué Stagecoach (La diligencia, 1939), de la que, aparte de reformular el western con los ríos de tinta que se han escrito, especialmente me fascina la sencillez de cruzar y elaborar historias en un espacio claustrofóbico y, a la vez, situar ese pequeño cosmos en un entorno tan apabullante como la localización por excelencia del género, de manera que cuando arranca esa diligencia y vemos los exteriores, junto a la música, se genera un sense of wonder apoteósico. De todas las historias y personajes, que son apasionantes tanto por su exposición como por su potencia metafórica de meter toda América ahí dentro, el que realmente me desarma es el del caballero del sur descarriado que encarna John Carradine, un tipo que se enamora de una idea nostálgica en forma de dama sureña tanto para redimirse personalmente como para dignificar los valores de su bando en la guerra civil, es impresionante lo que saca Ford siempre de esta temática sureña, en el díptico del Juez Priest, en La legión invencible, incluso en Centauros, etc, pero, sobre todo, en Misión de audaces.
 

Ropit

Miembro habitual
Mensajes
8.933
Reacciones
4.933
Otras dos obras notabilísimas.

3 Godfathers (1948). Es un western de una potencia visual a la altura de sus mejores obras, con una primera mitad portentosa que para nada anuncia el cuento moral en el que se convertirá la película en su segunda mitad, toda esa primera parte parece una especie de western crepuscular desde el punto de vista de los forajidos, con ese toque de romanticismo en lo que parecen ser los "villanos", da toda la impresión de que va a convertirse en un juego de gato y ratón a lo Dillinger, sin embargo, con el punto de inflexión del bebé la narración adquiere un tono determinista y fabulesco, con una especie de épica marathoniana que gira completamente las expectativas. Sin llegar a la altura de esa fastuosa primera parte, la película no pierde fuelle y concluye una suerte de odisea muy original.



When Willie Comes Marching Home (Bill, qué grande eres, 1950). Aquí otro título muy poco (re)conocido y que me parece 100% Ford, un cuento sentimental en un mundo de deliberada ficción (con claros ecos de realidad, por supuesto) magníficamente construido, como las posteriores The Quiet Man, The Sun Shines Bright, The Long Gray Line o Donovan's Reef. La historia es muy divertida y además muy irónica y contradictoria, como el propio Ford, lo que parece una oda patriótica al alistamiento para participar en la guerra se convierte en pura frustración y una sátira del deseo casi irracional de arriesgar la vida para devenir un héroe, con absoluto cachondeo de sus allegados ante la situación. Pero lo mejor es el cambio de tono momentáneo cuando, por fin, entra en el bélico, un tramo de puro surrealismo (directamente, otra película) que sirve para enlazar con una conclusión, otra vez, desde la ironía y la sátira más mordaz. Joyita de los 50 a reivindicar (otra más).

 

Dussander

¿Cómo que cuatro?
Mensajes
45.700
Reacciones
6.861
Ubicación
.
3 Godfathers (1948).
Sin llegar a la altura de esa fastuosa primera parte, la película no pierde fuelle y concluye una suerte de odisea muy original.
Me ha pasado un poco lo contrario, el tramo central con el bebé donde les toca hacer de padres improvisados me parece de largo lo mejor de la película; me interesó más ligera que cuando se pone trágica (el parto lo compro con ese off pero luego se le va de las manos... aunque después hay alguna muerte que sí está bien). Ahí además es cuando más me interesa visualmente Ford, con escenas más largas donde hace composiciones hermosas... o la escena con la madre de LAS UVAS.

Wayne bien y sobre todo Ward Bond, pero los otros dos "padrinos" son muy sosos.

Y el running gag del nombre del bebé (aunque cómo estira los otros chistes, buf).
 

Ropit

Miembro habitual
Mensajes
8.933
Reacciones
4.933
A mi toda la primera parte antes de que descubran el tinglado del bebé me parece gloriosa, tanto de ritmo, como visualmente, incluso el guion con esa partida de ajedrez marcada, después está muy bien por el contraste y tal, pero esa primera parte está a la altura de sus mejores westerns.
 
Arriba Pie